Camisea. Balón de gas por 60 soles

Tras diez años de explotación gasífera, el desarrollo en el Bajo Urubamba es muy cuestionable. Falta coordinación entre empresas, nativos, municipalidades y Gobierno central

Multiservicios Rodisa. Camisea. Balón de gas a 55 soles. “La mayoría vende a 60, pero eso es exagerar”, opina James Rosas en su bodeguita. Él lo adquiere en Sepahua, corazón comercial del Bajo Urubamba y frontera entre Cusco y Ucayali. Allí cuesta 43. En Lima, 35.

Centro de salud de Camisea. Debe cubrir a 14.000 personas. Recién refaccionado, sólo tiene dos camas de hospitalización. “Cuando hay más los hacinamos en colchones en el suelo”, reconoce la médico Cintia Medina. Río abajo, el de Sepahua, puede hospitalizar hasta 14 enfermos.

CN de Sensa (Cusco)A un lado está Echarati (Cusco) con S/. 283 millones en los primeros ocho meses de 2014, de los que 275 son por canon. Al otro Sepahua (Ucayali), con 11,5. En casa del ‘rico’ vive el ‘Consorcio Camisea’ que, hasta 2013, proporcionó al Estado más de 6,160 millones de dólares. Camisea cambió al Perú. ¿Y al Bajo Urubamba?

Se respira plata. Camisea ya tiene tres hostales y los comercios se multiplican. Más familias tienen su Direct Tv y se compite por la pantalla de más pulgadas. Una casa de dos alturas y piso de cemento es signo de riqueza, pero al alejarte de la zona portuaria de cada comunidad, continúan las viviendas tradicionales de paja y pona. Eso sí, en unas y otras se acumulan las botellas.

– Hace 15 años, ¿qué tomabas?

– Masato. 

– ¿Y ahora?

– Cerveza, pura cerveza.  

Hay avances en infraestructura, pero el cambio en educación y salud es mínimo. En mayo Ernestina Muñiz, técnico en Sensa, tuvo que comprar gasolina para salvar la vida de Berta, una niña que necesitaba una transfusión. Sin DNI ni seguro, nadie se comprometió a evacuarla. Es cusqueña, pero fue atendida en Ucayali. Luego están los partos nocturnos, que se asisten con linternas porque no hay generador. El proyecto lo incluía, pero nunca llegó. Son muchas las obras que se quedan a medias por teórica ‘falta de presupuesto’. En educación, el colegio de Kirigueti se incendió en abril de 2013 y sigue igual.

La energía es el gran anhelo pero ese tema apenas se trató en los discursos por los diez años de Malvinas. Sepahua gasta más de 100.000 soles al mes en petróleo para dar diez horas de luz. Otras comunidades siguen a oscuras porque el proyecto de Electrificación del Bajo Urubamba que empezó en 2008 no arranca. Este lunes, dicen, comenzarán las pruebas, pero ahora Kirigueti tiene dos horas de luz. “La empresa rechazó a un joven en su examen médico por tener caries, quería solución rápida, pero en dos horas no podía curarle todo”, comenta la odontóloga, Mercedes Castilla, quien trabaja contenta porque la comunidad (no el Minsa) le compró un equipo de 8,000 dólares.

El descontento mira al Gobierno y a Echarati, aunque a veces se confundan competencias y se culpe a la PlusPetrol de lo que compete al Ministerio. Hay gran riqueza, pero el desarrollo apenas se ve. Sólo Camisea cuenta con señal de celular tras diez años. Carteles pueblan el río de obras millonarias. Embarcadero de Nueva Vida: 1,6 millones. En Sepahua, con un presupuesto 25 veces menor, el municipio invirtió ese monto en ‘Promoción de la Salud’ y, aunque aún falta, disminuyeron las diarreas y la desnutrición. También se abrieron centros de estimulación temprana y cada mes se lleva a un especialista que en dos años ha hecho 271 operaciones. Tanto a ucayalinos como a cusqueños.

Cuestionan a los líderes comunales. “Todos quieren ser jefe”, ironizan. Se manejan millones de dólares, especialmente en las nueve comunidades consideradas dentro del ‘impacto directo’. Tantos que el ex jefe de Camisea y el de Nuevo Mundo (donde opera Repsol) han sido sospechosamente asaltados en Lima cuando retiraban dinero de la compensación.  Y el de Kirigueti ha sido revocado por supuestas malas prácticas. Pero en Cashiriari o Kochiri se han construido casas nuevas.

Evacuación Francisco XobajobaA pesar de las carencias en salud, educación y de las obras a medias, la presencia de PlusPetrol ha salvado vidas. Una de las últimas la de Francisco Xobajoba, un nahua sin DNI ni seguro al que picó la víbora y en tres horas fue trasladado en helicóptero. Además, en el último mes dos jóvenes muertos en Lima han podido ser enterrados en su tierra gracias a la evacuación por Malvinas. El Bajo Urubamba camina muy lento, quizás porque los cuatro actores (empresas, Gobierno nacional, municipalidades y nativos) pocas veces van de la mano.

OTROS DATOS

LUZ 24 HORAS. Se lleva más de un año esperando, aunque se cree que la energía que dará Malvinas (menos de 1 Mega), pronto será insuficiente por el crecimiento de la población desde que se elaboró el proyecto hasta hoy.

TRABAJO. Entrar a la empresa ya no es el objetivo prioritario. Muchos prefieren trabajar para la Municipalidad de Echarati porque paga más.

MEDIO AMBIENTE. En Camisea existe el Plan de Monitoreo Ambiental (PMAC), integrado por las federaciones indígenas y veedores de cada comunidad. Lo curioso es que este organismo está financiado por Pro-Naturaleza, ONG a la que paga PlusPetrol.

APOYOS. Al margen de las compensaciones, PlusPetrol destina presupuesto a ayudas a estudios superiores. Cuenta con mucha mejor imagen que Repsol, quien también opera en la zona. “Al menos ellos vienen y nos explican lo que hacen”, se escucha en comunidades.

TRÁNSITO FLUVIAL. Las comunidades consideradas dentro del ‘impacto indirecto’ reclaman mayores compensaciones porque, a diario, entre 40 y 50 embarcaciones de PlusPetrol circulan por el Urubamba.

 

NOTA ACLARATORIA: Texto redactado en agosto de 2014. Ahora, la mayor parte de las comunidades cuentan con Internet, pero el anhelado proyecto de electrificación sigue sin funcionar. Se hicieron pruebas, pero actualmente las comunidades siguen en tinieblas. 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 5.300 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El ángel de Leyre

Llevo varias horas mirando y mirando el teléfono, pero soy incapaz de llamarte. Solo quiero estar ahí. Quiero abrazarte y besarte en la frente cuántas veces haga falta. Llorar juntas hasta que se te acaben las lágrimas y te quedes dormida. Arroparte y explicarte, si las palabras me salen, esos pequeños trucos que se van aprendiendo a medida que la vida le pega palos. Porque la vida a todos nos da azotes de vez en cuando.

Hoy es día de decir ‘lo siento’. Hoy es día para la sinceridad porque todos, en mayor o menor medida, estamos conmocionados. Estamos pensando en ti, en tus padres, en tus abuelos, en tus tíos, en tus primos. Sí, también pensamos en él, pero sobre todo en vosotros. Porque vosotros sois los que os quedáis. Los que estáis derramando lágrimas. Los que buscáis una explicación que no va a llegar jamás. Los que dentro de unos días o semanas tendréis que coger el toro por los cuernos y reconstruir una vida que, en milésimas de segundo, se os ha derrumbado como si fuera una torre de juguetes. Una vida que tenéis la obligación de seguir viviendo.

Me cuesta escribir. Me tiembla el pulso. Las lágrimas caen y caen sobre el teclado. Me duele la cabeza. Me duele el alma porque no encuentro los argumentos. Esos que necesito para explicarte por qué tienes el deber y la obligación de seguir viviendo, de vaciar el almacén de las lágrimas y abrir el de las sonrisas.

Puedo decirte que seas fuerte; que la vida es así; que la vida continúa; que tienes que levantarte. Todas son grandes verdades. Grandes motivos que, sin embargo, suenan a tópico. Sé lo que estás pensando. Piensas que no tengo ni idea de cómo te sientes, que para comprender algo así es necesario que a una misma le pase, que la vida es una mierda sin sentido. Sí, tienes toda la razón, pero ahora, escúchame.

La vida es para los fuertes. Y tú lo eres.

La vida es para los buenos. Y tú lo eres.

La vida es para los que sonríen. Y tú lo haces una y otra vez.

La vida es una carrera de obstáculos. Y tú todavía eres joven y ágil. Coge carrerilla y salta.

La vida cobra mucho más sentido el día en que nos damos cuenta de que algún día se nos acabará. Vas a tardar varios años en entenderlo, cariño, pero tienes la inteligencia suficiente para hacerlo.

La vida es para ayudarnos a seguir viviéndola. Sobre todo en días como hoy. Y tú eres experta en ayudar, porque ayudar no es sólo irse al medio de la selva. Ayudar a los tuyos es tanto o más valioso, de verdad.

La vida es para ti.

La vida, hoy, es dolor, rabia, cólera, indignación. Pero mañana será alegría, sonrisas y amor. Piensa en ese mañana. Piensa que mañana volverá a salir el sol y caminarás con un ángel detrás. Yo tengo el mío y, desde entonces, la vida cobró poco a poco más sentido. Leyre, ¿sabes por qué? Porque ese ángel lo único que quiere, estoy segura, es que seas doblemente feliz. Feliz por ti y por él.

 

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Una MUY buena noticia

david okHoy, el padre Ignacio llama una y otra vez por teléfono. No sé con quiénes habla, pero sus conversaciones empiezan siempre igual: “Te llamo para darte una MUY buena noticia”. Está contento. Y me gusta mucho verle contento porque cuando él está contento, que es la mayor parte del tiempo, todos nos ponemos contentos.

La MUY buena noticia es que el padre David acaba de ser nombrado como nuevo obispo coadjutor del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado (sí, ese nombre tan largo no me lo sabía, se lo acabo de copiar a fray Asier de su blog, gracias amigo). Resumiendo, que David será el ayudante del obispo con derecho a sucesión. Que la gran labor que, a pequeña escala, viene realizando en el Bajo Urubamba durante catorce años se extrapolará a una porción mucho mayor de terreno de la selva peruana.

La MUY buena noticia, a mí, me ha dejado fría. Me da pena que se marche, pero toca alegrarse por él y, según me explican los que entienden de esto, por el conjunto de los nativos que están bajo influencia del Vicariato. Porque David es un misionero implicado al 500% y con una enorme capacidad de trabajo de la que nadie dudamos. Porque se empapa como pocos de las problemáticas sociales de los nativos. Porque busca y busca y busca vías de solución. Porque exige. Porque es extremadamente crítico. Porque no se calla.

La MUY buena noticia me ha hecho recordar los dos días que pasé en diciembre en la misión de Kirigueti. Las clases habían terminado. No había internos ni profesores. Paz total. Paz que aprovechamos para dar largos paseos en las tardes no sin antes calzarnos unas buenas botas de goma para sortear los grandes charcos. Recorrimos todos los barrios saludando a cuantas familias encontrábamos. Celeste, que es coreana y me acompañaba (o más bien nos acompañábamos), hablaba su particular castellano; yo, el mío; y el padre David un castellano-machiguenga que me dejaba anonadada. Me habían dicho que David había aprendido el idioma pero, aún así, no dejaba de sorprenderme cómo una y otra vez bromeaba con niños y adultos en la lengua materna de los nativos. Ese día nos pintamos la cara con achiote y, por suerte, no nos emborrachamos con masato porque la yuca escaseaba. Ese día comprobé que ahí, en Kirigueti, rodeado de largas melenas morenas, de kushmas de colores y de tímidas sonrisas no sólo es feliz sino que, además, hace feliz a muchos con lo mejor que sabe hacer: bromear y sonreír.

Enhorabuena David. Sigue siendo como eres. En tu nuevo hogar de Puerto Maldonado sigue trabajando para que la vida en la selva sea un poquito más justa. Y ven a visitarnos de vez en cuando.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

NO TODO VALE

Hace unos dos meses alguien con quien hablaba por primera vez y del que no tenía ninguna referencia me dijo dos cosas.

  1. Haré campaña por quien más plata me pague.
  2. Ya te vas a dar cuenta, en política todo vale.

Me dejó fría. Y recalcó: “Todo vale, en política TODO VALE”. Entonces yo, que estaba alucinando, acerté a contestar: “Disculpa, pero no estoy de acuerdo con esa afirmación. No todo vale, ni en política ni en ningún otro aspecto de la vida. NO TODO VALE”. Amén.

El 5 de octubre el Perú va a elegir a sus representantes regionales, provinciales y distritales. Aquí, el voto es obligatorio. Es decir, si no votas (porque no quieres o porque no puedes) tienes que pagar una multa. Una sanción que, por cierto, se le pone a todos los que no cumplen, incluso a los supuestos ‘no contactados’ de la Reserva que, según parece, son ‘no contactados’ para negarles derechos en Educación y Salud pero a la hora de votar son tan peruanos como cualquiera. Pero bueno, al margen de esa anécdota, y asimilando que quedan tres largos meses por delante, me gustaría argumentar por qué NO TODO VALE.

No todo vale porque…

  1. Perú es un país democrático.
  2. Se presupone que los políticos, que aseguran pretender el bien colectivo del pueblo al que aspiran a gobernar, están dejando a un lado sus intereses particulares para trabajar por el interés colectivo y el bien social.
  3. Cuando un líder político paga dinero o da regalos para tratar de acceder al poder deja de ser un político democrático y pasa a ser un político cacique.
  4. La política tiene una influencia directa sobre la vida de las personas y absolutamente todas las personas de todos los rincones del mundo nacen con algo en común que se llama dignidad. Respetar y salvaguardar esa dignidad significa no engañar, no extorsionar, no utilizar. Dignidad viene de ‘digno’ y ‘digno’ es sinónimo de ‘valioso’. En conclusión, todas las personas son igual de valiosas.
  5. Todos tenemos derecho a equivocarnos pero, igualmente, el deber de rectificar si nos hemos equivocado.
  6. Hay una diferencia notable entre los verbos ‘informar’ y ‘difamar’. Informar es dar una noticia documentándose y brindando a todas las partes implicadas la posibilidad de exponer sus argumentos. Difamar es desacreditar.
  7. Mentir está feo, no vale. Hasta un niño de cinco años lo sabe.
  8. Insultar también está feo. El tiempo que se invierte en insultar es un tiempo perdido, un tiempo que debería invertirse en trabajar.
  9. Las personas a las que se ataca con difamaciones tienen sentimientos, tienen familia, tienen madres, hijos y hermanos. Y todos ellos merecen un respeto.
  10. La vida humana se rige por valores. Aquel que prefiere botar esos valores a la basura a cambio de un fajo de billetes se llama corrupto.    
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Yo no olvido, ¿y tú?

Para ti, que hace un año me miraste por última vez en tu vida y, durante unos segundos, me reconociste y pronunciaste mi nombre. Feliz 91 cumpleaños.

Y para ti, que sufres en silencio cada día por no saber en dónde ni con quién estoy. Feliz 58.

Tampoco me olvido de ti, ni de tu último abrazo, tus últimas palabras y tu última mirada.

Ni de ti, que me echas de menos desde la comodidad de un sofá que desde hace 365 días es tuyo y solo tuyo. Puedes ver todo el fútbol, tenis y motociclismo que desees.

Vosotras también seguís ahí, probándoos trajes de flamenca como si en vez de ser mayo fuera febrero. “Cojo la manzana, me la como y la tiro”.

Ni de ti, rubio, que no leerás esto porque no sabes, pero que seguro ya estás más cerca de alcanzar el interruptor. Cuida de tu hermanita y pórtate bien con los papis.

También seguís bien presentes todos los que, por sorpresa, os reunisteis horas antes de mi partida en el 23 como si en lugar de a un viaje nos fuésemos de boda.

Sí, también me acuerdo de ustedes cuando cierro los ojos, cruzo la frontera y veo desfilar carteles en árabe.  Huele a pinchitos y té moruno, a bregua y a raifa.

Y de ustedes, cuando es día de fiesta y no podemos bailar en círculo con Patxi.

Trato de no olvidar tampoco el último artículo que me encomendasteis en mi segunda casa. Simulacro de terremoto. Paradójicamente, cuando a este lado del charco la tierra tiembla de verdad, no tengo ni idea de qué hacer.

Incluso intento seguir en contacto con aquellos de los que ni siquiera me pude o me quise despedir.

Tú, que compartiste la mitad de esta aventura, también sigues bien presente. No hay día en que no recordemos tu inocencia y dulzura.

Sí, ya pasó un año. Un año de más aprendizaje vital. De días de euforia y subidón. Días de calor agobiante, mosquitos como aviones y toneladas de polvo en la piel. Días de travesías por el río, de pies embarrados, de comer con las manos. Días de lluvia incesante, ganas de tirar la toalla y mil porqués en busca de motivos.

Hay motivos, hay razones de sobra para levantarse, para seguir. Para continuar mirando al presente sin olvidar que si soy lo que soy y estoy donde estoy es porque tú, y tú, y tú… y también tú estuvisteis en el pasado y, si gustáis, seguiréis en mi futuro.

La distancia no hace el olvido siempre que tú no quieras olvidar.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

“Señorita, hágame una entrevista”

Nos vimos hace tres días, incluso nos tomamos una foto cuando me obsequió con una artesanía propia de la zona, pero sin su traje típico de la etnia yine Frenny me parece otra. Decenas de globos de colores cubren nuestras cabezas y, a unos metros, varios niños de dos y tres años bailan en círculo. Suena una canción infantil con la que se enseña a contar del 1 al 10.

Acaba de finalizar el concurso de ‘Llullito mamón’ y ‘Llullito gateador’ en el que más de 40 bebés han competido en las modalidades de gateo y amamantamiento. Un evento que va más allá de lo lúdico. Una actividad que busca sensibilizar sobre la importancia de dar una adecuada alimentación desde los primeros meses de vida y sobre la relevancia del juego en el desarrollo de los niños.

“Señorita, señorita, hágame una entrevista. Nuestro bebito ha quedado segundo”, me pide. Desconcertada, miro a Frenny con cara de extrañeza por tan efusiva petición. Me toma por sorpresa. No le digo ni sí ni no. No le pido explicaciones, pero me las da. “Sí, señorita, hágame una entrevista. En Puija mañana todo el mundo va a estar pendiente, querrán saber cómo han quedado nuestros bebitos en la competición”, prosigue, “todos los días, a las seis de la mañana, bien puntuales, ahí estamos todos con nuestra radio”.

Ante tal argumento, ¿quién se puede negar? ¿Qué hay más importante que tener la certeza de que allá, entre los árboles, hay personas que viven pendientes de la radio? No les vamos a contar que el hombre ha llegado a la Luna. No les vamos a informar sobre los resultados de las últimas elecciones. Ellos quieren saber si alguno de los bebés de su comunidad ha sido el más rápido gateando o el que más tiempo ha mamado sin separar su boquita del pezón de su madre. No lo escribo con ironía, sino con mucha, muchísima admiración.

La entrevista dice así:

– Buenas noches con todos, familiares, vecinos y todos los que me están oyendo. Nosotros hemos quedado de Puija segundo puesto. Aunque el niño estaba practicando… el niño, el niño… se… se quedó un poco tímido… pero igual… ¡seguimos adelante! El niño está bien alimentado… pero igual… ¡seguimos adelante!

– ¿Qué niño es? ¿Cómo se llama?

– Es… a ver… Cuchichinari, Mauricio… Enderson creo que se llama.

– Y se ha quedado en segundo puesto gateando, ¿no?

– Sí señorita, sí. El niño un poco se quedó admirado. Es que tanta gente también… se quedó ahí sorprendido, se asustó, y no pudo caminar más.

Frenny Urquía es la coordinadora del centro de vigilancia Madre-Niño de su comunidad, una institución que desde hace unos meses trabaja estimulación temprana en niños menores de cinco años para fomentar el desarrollo físico e intelectual de los bebés desde que están en el vientre. Al aceptar ese cargo, Frenny adquiría una gran responsabilidad. Lo sabe. Se siente importante. Es importante. Por eso se merece una entrevista y mil más.

Lo llamativo, lo curioso, lo noticiable es comprobar cómo Sepahua evoluciona a una velocidad de vértigo. Para llegar al punto de que alguien como Frenny pida una entrevista ha habido un proceso. Un antes en el que tiene mucho que ver fray Asier Solana. Me puedo imaginar con qué cara de extrañeza le miraban los nativos cuando, grabadora en mano, trataba de convencerles para que se dejasen entrevistar. A veces todavía ocurre. Pero la actitud de Frenny demuestra que, para muchos, la grabadora ya no es un elemento ajeno, sino un símbolo de unión. 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios